Una tarde de paseo por Sevilla

Sevilla una hermosa y encantadora ciudad.
Hace un tiempo escribí el post con planes para hacer con niños en Sevilla. Sevilla con niños en dos días y este plan que os traigo hoy también lo añadiría a ese fantástico fin de semana que pasamos.

Pasear sin prisas, contemplar y disfrutar

He querido pararme en esa tarde que paseamos. Ese instante entre tarta de zanahoría y paseo. En el Mercado Lonja del Barranco había un bonito ambiente de Sábado por la tarde.

Frente al mercado el río Guadalquivir te espera, para que descanses debajo de un árbol y veas pasar desde los jardines, los cruceros, barcas, barquitas y piraguas. Es un buen punto de encuentro para muchos.

paseo sevilla con niños

Desde ahí sentados, viendo la vida pasar y disfrutando sin prisas del momento, nos damos cuenta que tenemos unas vistas privilegiadas al puente de Triana.

Las terrazas de los bares del paseo están llenas de gente tomando algo y mientras sigo sentada en el paseo del río Guadalquivir me doy cuenta que no hay nada como detenerse en el tiempo, relajarse sin prisas y aunque sólo tengas unas horitas para pasar en Sevilla, saber que lo estás disfrutando mucho más.

Recuerdo que esa tarde hacía un calor bárbaro para las fechas en las que estábamos. 3 de Noviembre, medio España con frío y lluvia y nosotros, ahí estábamos en manga corta buscando la sombra.

Siempre digo que vivimos en un lugar privilegiado ¡Andalucía mola!

Después de merendar, nos apetecía visitar el Museo de Bellas Artes que no conocíamos y que se encuentra a 10 minutos caminando desde el Puente de Triana.

Mientras nos dirijíamos al Museo paseando por el río, ya estábamos planeando la siguiente visita a Sevilla para conocer el mirador de la Torre Sevilla que se veía perfectamente desde el río y que tiene uno de los mejores skylines de la ciudad. Aunque hay que esperar unos meses porque después de Navidades lo vuelven a cerrar para acondicionarlo. Os dejo aquí más info sobre el Hotel y sus vistas

Llegamos al Museo de Bellas Artes, el edificio por fuera es precioso, así que por dentro imaginaros. Merece la pena la visita.

La entrada es gratuita y te dan con ella un plano con pistas para que los niños vayan encontrando y localizando los cuadros a través del recorrido. Eso nos hizo la visita mucho más amena ya que teníamos misterios para resolver en cada sala. La verdad que me pareció una gran idea para visitar el museo en familia y que los niños se diviertan a la vez.

Aquí te dejo los 10 cuadros imprescindibles del Museo de Bellas Artes de Sevilla que no te puedes perder

Disfrutamos de las obras de arte y del edificio sobre todo. Que patios, que azulejos, que ventanales, que jardines…que historia.

Hay unos bancos donde te recomiendo que te pares en el patio, si ya sé que parece que la tarde entera me la he pasado sentada, pero os digo que es una de las mejores maneras de apreciar donde estás y de ver detalles que se te escaparían si pasaras sin parar.

Así que, siéntate observa y me cuentas. En esta vida en la que el día a día vamos todos tan rápido, sentarse y observar es un regalo que te harás.

Espero que te haya gustado esta tarde tan bonita que pasamos.

Mientras he escrito este post, escuchaba a Miguel Bosé, la canción de -Sevilla- os dejo el link para que la escuchéis.

¡Feliz tarde!

Nos vemos en otro paseo

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

ESCRÍBENOS

Queremos leerte, ponte en contacto con nosotros, te responderemos volando!!!!!

Enviando

©Andalucia mola by Cristina García 2016 - 2020

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?