Venta de Alfarnate

Leí hace tiempo un artículo de CondéNast Traveler titulado Gastro roadtrip por las ventas de Málaga. Y la verdad que enseguida lo guardé porque sabía que lo iba a necesitar. Cuando mis padres me encomendaron la tarea de elegir lugar para comer, para una celebración familiar, elegí ir a conocer la famosa venta de Alfarnate, la más antigua de Andalucía del siglo XIII.

Está en un espectacular paisaje de la Axarquia donde predomina el verde de los olivos y los pastos, entre almendros, cerezos y formaciones calizas. Un paisaje único de montaña dentro de la Ruta del Aceite y los Montes, de fácil acceso por la autovía A-45 a unos 50min desde Málaga.

Nada más llegar al lugar, los chicos decidieron inspeccionar la zona y se dieron un bonito paseo para abrir apetito. La Venta de Alfarnate está muy bien señalizada y hay una amplia zona para aparcar. El lugar sin duda había sido un acierto al ver la venta tan bien cuidada y con tanta historia entre sus paredes. Un restaurante – museo, con historia del bandolerismo andaluz visitado por personajes ilustres, como el rey Alfonso XIII, o por famosos bandoleros, como José María el Tempranillo o Luis Candelas. En el interior podemos apreciar los diferentes espacios acondicionados y habilitados como comedor muy atractivos, con todas las paredes repletas de objetos rurales y objetos con referencia al bandolero. No le falta detalle. Hasta se puede comer en una celda.

 

 

 

 

El plato principal, típico es “los huevos a lo bestia” comida de bandoleros que consiste en migas, lomo, un par de huevos fritos, chorizo y morcilla todo acompañado con trozos de naranja. Un plato para compartir sin lugar a dudas. La comida tradicional alfarnateña es muy variada, típica de la montaña, y cuenta con platos como las sopas cachorreñas, carnes a la brasa y también con postres y dulces caseros como son los roscos carreros, los pestiños, o los hornazos.

Nosotros nos dejamos aconsejar y probamos de primero los huevos a lo bestia, la morcilla de cordero con salsa, unas croquetas caseras de pollo y ensalada de pimientos. Todo ello para compartir. De segundo unas patas de chivo al horno, que estaban riquísimas, regadas con un Ribera del Duero, Protos.

 

 

 

 

Reservamos mesa con antelación. Fuimos temprano y nos atendieron de maravilla. Enseguida se llenaron todos los comedores. Todo el lugar es muy fotogénico, y sacamos muchísimas fotos. Después de comer nos quedamos en los campos disfrutando del sol y del verde. Os dejo el enlace al artículo CondéNast Traveler Gastro roadtrip por las ventas de Málaga. Porque vais a descubrir lugares para comer como yo hice. También os dejo el teléfono para que podáis hacer la reserva en la Venta de Alfarnate 952759388

 

Espero que os haya gustado

Besos

Cris

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

ESCRÍBENOS

Queremos leerte, ponte en contacto con nosotros, te responderemos volando!!!!!

Enviando

©Andalucia mola by Cristina García 2018

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?